logo

Maximalismo: El caos perfecto

¿Alguna vez has pensado que se podían mezclar diferentes estilos decorativos? Aunque pueda parecer muy extravagante, el maximalismo no deja indiferente a nadie. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia que llega pisando fuerte.

 

¿Qué es el maximalismo?  

El maximalismo es una tendencia de decoración que empieza a verse cada vez más en nuestros hogares. Tuvo su predominio en la década de los 90 e inicios de los 2000, aunque sus antecedentes los podemos encontrar en el estilo Barroco, Victoriano, Pop o Rococó.

Podemos definir este estilo como todo lo contrario al minimalismo, en el que toda decoración nunca es suficiente. Eso sí, a pesar de ser un estilo muy recargado, todos los elementos deben de encajar entre sí. Lo más importante que busca esta tendencia es establecer tu propio sello, más allá de prejuicios y patrones establecidos. El diseño maximalista no solo se ha extendido a la decoración de interiores, sino también al arte, moda o incluso a la arquitectura. 

 Existen dos maneras de entender el maximalismo: por un lado, como el predominio del exceso y ostentosidad; y por otro lado, como una forma de evitar el minimalismo y la simpleza, que según algunos diseñadores, coartan la libertad.

Por tanto, el diseño maximalista es, sin duda, un estilo muy particular, con una clara tendencia retro e influencia de la decoración más clásica, que busca conseguir una mezcla de los estilos más extravagantes, pero enfocándolo hacia una apuesta más moderna. 

 No es muy común que el maximalismo se lleve a cabo en los dormitorios, puesto que son estancias normalmente más neutras que propician al descanso y a la tranquilidad. No obstante, también se puede realizar mediante el uso de papel adhesivo, cabeceros llamativos y mezcla de diversas texturas, como el terciopelo. 

 

Claves de la decoración maximalista 

Una vez que hemos explicado qué es esta tendencia, vamos a dar paso a explicar más en profundidad en qué consiste para que lo entiendas a la perfección: 

  • Tal y como hemos mencionado anteriormente, el maximalismo se inspira en numerosos estilos, pero en especial en el barroco.  
  • Los colores es uno de los aspectos fundamentales en este estilo. Deben de ser llamativos, vibrantes y generar contraste entre sí. ¡Cuántos más mejor! 
  • Nos podemos encontrar un claro predominio de cuadros grandes combinados con espejos. A su vez, las plantas también son muy utilizadas, de cualquier tipo y forma. 
  • La iluminación tiene un papel muy importante, buscando dar un efecto dramático mediante el uso de candelabros, por lo general.   
  • En este estilo se mezclan tanto elementos antiguos como objetos más futuristas. Por ejemplo, podemos combinar cuadros modernos junto a figuras de mármol más antiguas. El resultado será una estancia atractiva y diferente, que hará de tu hogar, un hogar único. 

 

10 trucos para empezar en el maximalismo 

Aunque pueda parecer difícil llevar a cabo este estilo, no es para nada complicado. Por ello, vamos a darte una serie de consejos y trucos para que te sea más fácil. ¡Ya verás que no te costará nada! 

  1. En primer lugar, aunque hemos dicho que es un estilo recargado, no debes abusar. Tus estancias deben de trasmitir frescura.
  2. Los libros deben de tener presencia sí o sí, son un signo de identidad del maximalismo.
  3. Si no sabes qué colores son los más predominantes, prueba a utilizar el morado y el verde lima, ya que darán una gran sensación de contraste.
  4. Puedes probar a reaprovechar objetos antiguos que ya no uses para dar el toque retro que tanto buscamos.
  5. Trata de dejar pocos espacios libres, pero siendo cuidadoso y sin saturar demasiado.
  6. Siempre puedes utilizar azulejos de colores en determinadas estancias. Dará un aspecto colorido, recordándonos a los famosos patios andaluces.
  7. Para la cocina, una buena idea es utilizar un menaje muy diferente entre sí.
  8. Los estampados florares son muy recurrentes y debes de tener claro que deben de estar en algún espacio.
  9. Para las paredes, puedes optar por dejarlas lisas y poner marcos grandes y espejos o bien, usar papel pintado con un estampado llamativo y con eso será suficiente.
  10. En el suelo, puedes poner alfombras tanto florares, estampadas o más lisas.

Un estilo diferente y rompedor

El maximalismo es, sin lugar a dudas un estilo diferente y rompedor. No es ni más ni menos que un claro reflejo del cambio de rumbo en las tendencias de diseño de interiores, que muestra, como poco a poco, vamos optando por nuestro propio criterio y abandonamos los estilos predeterminados e impuestos, dejando fluir nuestras propias ideas. 

En GYG Decoración hacemos todo para que encuentres el estilo que mejor se adapte a ti y consigas el hogar de tus sueños. Contacta con nosotros para conocer más sobre los diferentes estilos decorativos y pregunta sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.